Casa o Pourribal

Vivenda rural en Vilaboa

La tradición gallega siempre apostó por el socalco en los terrenos en pendiente, obteniendo la gran ventaja del acceso directo al exterior y conjugándolo con la separación de la humedad del suelo y el espacio para la cuadra abajo.
Deshacemos en entuerto: recuperamos parcialmente la rasante original situando la vivienda en una única planta a una cota elevada. La elevación acogerá bajo ella la cuadra para los coches, y servirá para mejorar las vistas y, sobre todo, la incidencia solar, tan precisa en esta zona.
La simplicidad hará el resto, pensando en la máxima reducción de costes, por economía y ecología. Un volumen compacto, lineal, orientado a las vistas a la ría y al sol.